Cronica 2 - Noviembre17

Y fue a partir del 2 de noviembre que deje de soñar con guerras, asesinatos, masacres y demas cosas horribles.

---------------------------------------------------------------------------------

El 2 de Noviembre fui a la cita medica que me habian adelantado telefonicamente. Esta vez me atendio una gineco oncologa mujer...... QUE DIFERENCIA. Creo que SI hay un cambio tremendo en calidad de atencion dado primero por la cultura y luego por el genero.
Considero que para una mujer es mucho mas facil entender la situacion por la que puedes estar pasando.

Con esta nueva doctora, el panorama parecia mas gris que negro. 
Para empezar, ella ya tenia acceso a mi PET Scan por lo que la primera buena nueva era que habia salido negativo; lo que indicaba que no habia actividad celular maligna en ningun otro organo, inclusive no habia actividad en el mismo utero. 
Ella, entendiendo mi edad y posibles deseos de ser mama en un futuro, me sugirio hacer lo mas pronto posible el tratamiento de congelacion de ovulos e ir coordinando la cirugia.
Como es salud publica (gratis) de Hong Kong, los tiempos de espera son un poquito mas largos que en muchos otros paises. Ella me hablaba de mes y medio a dos meses de espera. Ademas planteaba escenarios rosa donde podiamos dejar la situacion quieta y monitorear trimestralmente mi utero (si asi lo preferia yo) pero por mas positiva que fuera, tampoco me iba a arriesgar a dejar todo de ese tamaño.

La notica del PET Scan fue un pequeño motivo de celebracion para Peter y para mi, asi que para tratar de despejar nuestra mente, fuimos a un show de Michael Jackson esa noche en Macau.
Durante el camino de ida en el ferry, empecé a caer de nuevo un poco en la depresion. Cómo podia estar celebrando que no habia metastasis si aun tenia cancer? cómo podiamos haber estado tan felices en la consulta medica por la opcion de congelar ovulos si iba a ser impedida para engendrar mis propios hijos?
Era interesante ver como este tipo de eventos hoy parecian tan maravillosos y prometedores pero para una persona completamente sana podria sonar como lo mas horrible jamas escuchado.
Fue muy interesante analizar cómo cambian las perspectivas dependiendo del momento de la vida que se este atravezando.

Peter y yo decidimos buscar una segunda opinion y cotizar con un medico privado. visitamos al director del centro de cancer de HK quien nos hizo una modica cotizacion que mejor no les digo. Ese viernes salimos de su consultorio y fuimos por un gran desayuno que nos subiera los animos y nos despejara la mente para tomar la mejor decision.
Durante el desayuno, recibí una llamada de mi jefe quien me insistia que me hiciera la cirugia lo antes posible. Tambien hable con una experta en fertilidad en Colombia quien me explico todos los pasos a seguir para la congelacion de los ovulos. En teoria deberia empezar el proceso al dia siguiente debido a mi ciclo menstrual.
Eran las 11:30 AM y durante mis llamadas telefonicas, Peter revisaba tiquetes para Colombia. Fue realmente en cuestion de 5 minutos que decidimos que volaria ese mismo dia a las 2:30 PM.
totmamos un taxi a casa, empaqué la maleta mas mal empacada de todos los tiempos (menos mal mis hermanas y yo tenemos la misma contextura porque de verdad no traje nada de ropa) y salimos corriendo para el aeropuerto.
Llegamos tan justos que ni tiempo tuvimos de despedirnos. Ya haciendo migracion empecé a llorar como Magadelana, pensando que tal vez nunca volveria a ver mi casita de Hong Kong.
Antes de montarme al avion, tuve tiempo de escribir a mi familia diciendo que estaba viajando, pedirle a Peter que hablara con mi jefe y escribirle al medico de fertilidad en Colombia para que me atendiera el sabado y empezaramos mi tratamiento cuanto antes.

En el avion pensé mucho, quiza demasiado. Yo tenia mi plan armado para cuando mi familia empezara a presionarme para hacer la cirugia y evitar el tratamiento de fertilidad; ensayé mi respuesta varias veces y me dije a mi misma todo el viaje que al final, era mi decision y nadie la iba a cambiar.

24 horas después estaba en Bogota, pasé la noche con Chaconcita quien como en los viejos tiempos del colegio me hizo prometer que no iba a postergar mi cirugia por ningun tratamiento de fertilidad (en el colegio ella nos hacia prometer que no ibamos a estudiar para los examenes)
Ese dia tambien recibí el resultado final de patología donde me confirmaban lo temido: Leiomiosarcoma grado 3. 

Al dia siguiente llegué a Medellin donde mi hermana, cuñado y mis mellizos esperaban por mi. Era imposible sentirme triste con tanta compañia.
Ellos tenian coordinadas todas mis citas medicas con los mejores especialistas de la ciudad. Entre ellos el gineco oncologo Rene Pareja con quien hable ese dia y me hizo desistir de la idea de hacer elt ratamiento de fertilidad por 2 razones:
1. Postponer la cirugia lo cual era peligroso
2. Aplicar hormonas lo cual no sabriamos a ciencia cierta si podria tener consecuencias negativas en mi cancer.

Creo que aunque me sentí un poco triste de no poder preservar mis ovulos, tenia mucha tranquilidad de estar tomando la mejor decision.
Mientras tanto, mi novio en Hong Kong seguia buscando opciones y de esta forma recibimos un email de la jefe del departamento de gineco oncología de Hong Kong University, quien nos habló de una ultima y nueva opción de hacer la congelación total de ovarios. Enseguida contacté a mi doctor de fertilidad quien a su vez me puso en contacto con la Dra Natalia Posada quien tiene mas experiencia en el tema.

El martes siguiente visité al oncologo quien con toda la seguridad y manejo del tema me convenció de hacer el tratamiento con él. Confirmamos que es necesario retirar Utero y Ovarios y hablamos con la Dra Natalia al mismo tiempo para que se pusieran de acuerdo para hacer la cirugia de la mejor manera que permitiera preservar el tejido ovarico. Una tecnica que aun es experimental pero que nos da una probabilidad de 25% de sacar ovulos en un par de años (algo totalmente novedoso que aun me tiene anonadada)
La cirugia quedó programada para el martes siguiente (15 de noviembre)

Sali de la cita con el oncologo y mi hermana ya me tenia programada tambien una cita con la sicologa. Se que muchas personas han estado "preocupadas" por el hecho de verme tan fuerte e inquebrantable, yo sigo repitiendo aun hoy que no es solo por "darmelas" de fuerte. Realmente me siento muy positiva y animada y la sicologa ya me dijo que no soy un bicho raro 😉
Sigo trabajando con la sicologa porque puede pasar que en algun momento exploten diferentes sentimientos, pero por ahora sigo bien animicamente.

En lo corrido del fin de semana llegaron mis papas, mi otra hermana y mi novio a darme apoyo y acompañarme el dia de la cirugia. También seguí recibiendo mensajes de aliento de mis amigos en todas las zonas horarias y cada dia estaba más conmovida por todas las ayudas que llegaban de todos ellos. Es increible sentirse taaaaaan querido en la vida!
El dia previo a la cirugía, fuimos toda la familia de paseo a tratar de pasar un rato agradable sin pensar en el monstruo del cancer... creo que resultó muy bien!

La cirugia salió muy bien, a simple vista no se pudo encontrar rastro del cancer, lo que da una primera buena señal, de todas formas falta esperar 1 semana los nuevos resultados de patología y la nueva cita con el oncologo para determinar los pasos a seguir.

Sigo en una dieta estricta sin carnes rojas, lácteos, azucar y sal. He leido mucho del tema, lo he compartido con muchas personas y realmente lo creo cierto.
Me da mucha frustración ver cómo con la información al alcance de nuestras manos y viendo mi padecimiento, muchas personas parecen verlo tan ajeno y distante.
Yo solía verlo así, jamás imaginé que esto podría pasarme a mi pero está pasando y de corazón me hubiera encantado ser un poco mas consciente al ver información en redes sociales. 
son cambios sencillos en la cotidianidad que pueden ayudar a disminuir la probabilidad de desarrollar celulas cancerigenas:
tomar mucha agua (ojala al clima)
comer frutas en ayunas
Evitar harinas blancas
Comer cosas integrales
Evitar la sal o en su defecto consumir solo sal marina
Evitar a toda costa azucar blanca. Consumir miel organica o Stevia
Consumir vegetales crudos o al vapor en cantidades industriales.

Simple, no creen?

Besos

Entradas populares