MiGra-Ña - Historia de personas invisibles

Yo tengo un sueño que a veces me causa un dolor de cabeza espantoso y es que vivamos en un mundo más libre y con más equidad, donde podamos pasar de un país a otro sin preocuparnos por la seguridad, el papeleo y la discriminación... y aunque mi hermana Mafe es la experta en migración, hoy estoy pensando mucho en el asunto.
---------------------------------------------------------------

Irse del país de origen no es fácil. Ademas de dejar familia, amigos, comidas, comodidades; uno tiene que empezar a cambiar comportamientos sociales que llevaba toda la vida haciendo, una vez mas; aprender a desaprender.

En mi caso, yo migré a Hong Kong para estudiar, y aunque fue una decisión personal no significa que no tuve mis dudas y que me costo trabajo salir de mi zona de confort.

Yo llegué a esta ciudad con visa de estudiante, sin posibilidad de trabajar pero con una beca parcial, ahorros propios y la ayuda de mi madre que me valieron para vivir sin excesos pero cómodamente.
Acoplarme a su cultura no fue muy difícil para mi, siempre me han hecho sentir bienvenida en este lugar y las personas locales se muestran entusiasmadas de enseñarme sus costumbres.
Una vez termine mi maestría, fue cuestión de un par de semanas para encontrar un empleo razonable y rápidamente obtener mi visa de trabajo.

No me podía quejar, me estaba yendo mejor que a muchos de mis amigos que habían llegado con la misma idea de radicarse en una ciudad de oportunidades, donde la tasa de desempleo llega a tan solo el 3% y donde recibes todos los días en el correo electrónico no menos de 50 nuevas ofertas de trabajo.

Vivir en esta ciudad es muy costoso, es verdad! especialmente la renta, donde a uno se le va gran porcentaje de sus sueldito.
El transporte es casi perfecto, hay tranvía, metro, ferry, buses de 2 pisos, mini buses, tren, taxis y uber. A mi personalmente, me parece un poco costoso el transporte, pero es eficiente (nunca he tenido que esperar mas de 2 minutos por el siguiente metro)

A simple vista, pareciera una especia de ciudad perfecta, entonces donde esta el lunar?
Aunque no conozco muy bien los números, desde hace un par de meses que me empece a involucrar con las visitas a cárceles, tuve también la oportunidad de conocer a un grupo de refugiados muy interesados en aprender diferentes actividades, entre ellas español.
La razón?
Muchos llevan años en Hong Kong esperando respuesta legal sobre su asilo. Durante ese periodo, estas personas no tienen ningún estatus; no pueden trabajar, no pueden estudiar, no pueden salir de la ciudad (a menos que sea para no regresar) NO TIENEN DINERO. Solo obtienen un auxilio en bonos para alimentación y son hacinados en lugares remotos donde no sean muy visibles para el resto del mundo.
Hay muchos casos donde se ha denunciado persecución y desaparición de estas personas.
Cuando estos refugiados tienen hijos, adivinen? Estos niños no pueden ser ni siquiera registrados, es como si  no existieran, muchos cruzan la frontera a China (forzados) y se pierden para siempre.

Gracias a la buena voluntad de algunas personas, como mi gran amiga Cata, estas personas tienen acceso a actividades ludicas gratis; clases de pintura, de español (las que Cata da), ingles, francés, ruso, árabe y todas las actividades que personas con un poco de tiempo y un gran corazón quieran dictar sin costo. El padre Franco, un curita Italiano muy pintorezco, se ha dedicado a ayudar a Reymundo y todo el mundo y ha conseguido lugares para dictar las clases además de un auxilio de transporte por parte del consulado Italiano para que estas personas puedan llegar sin falta a sus actividades.
Como les conté, el transporte no es muy barato, especialmente desde esos lugares remotos donde ellos viven hasta el salón de clases que es en una zona mucho mas central.

Con Cata hemos pensado en organizar una actividad para los niños, recoger fondos de alguna forma entre nuestros conocidos y hacer un día divertido para ellos en el verano, Hemos pensado en recoger cobijas, almohadas y elementos en perfecto estado, ya que entendemos que sus viviendas no son muy cómodas.
Ambas estábamos muy entusiasmadas con la idea hasta que el padre Franco nos informó la semana pasada que es posible que todas estas actividades se cancelen debido a que El consulado Italiano va a quitar el auxilio de transporte (No se las razones)
Ahora nuestro interés es tratar de conseguir alguna entidad que se involucre para que este grupo de alrededor 20 refugiados puedan seguir disfrutando de las actividades que ni por cuenta del gobierno ni por cuenta propia podrían conseguir, porque a diferencia de mi o de todas las personas que vienen como expats, es como si estas personas fueran invisibles.

p.s: La suma puede no ser muy alta (alrededor de USD$500/mes) pero lamentablemente Cata y yo no estamos en la mejor epoca financiera para aportarlo nosotras y ya que no es la primera vez, muero de la verguenza de pedir colaboración a mis amigos y conocidos en HK. Por eso prefiero que si alguien conoce alguna entidad que pudiera estar interesada en ayudar, se comuniquen conmigo.
Gracias Miles.


Entradas populares